Mi primera clase de Tango

Publicamos aquí la historia de un estudiante de intercambio. Vino de Europa para estudiar en Córdoba y decidió tomar una clase de Tango. Tuvo la amabilidad de contarnos su experiencia con un desconocido profesor de Córdoba.

Una vez llegado a Córdoba, Argentina para mi intercambio académico decidí tomar unas clases de Tango.

Pregunté a un compañero de trabajo donde podía tomar clase, y me recomendó un profesor que daba clases de Tango en el barrio Nueva Córdoba los días Jueves. El Jueves a la noche fui hasta la dirección indicada, y encontré al profesor, su partenaire de baile y a un grupo de alumnos.

La clase empezó, y el profesor anunció que íbamos a “pisar la música”. Puso un CD en el equipo de música, levantó los brazos a la altura del pecho y empezó a caminar alrededor de la sala. Los demás alumnos lo imitaron, así que me sumé al grupo. Nunca había escuchado Tango antes, (solo había tomado clases de Salsa en mi país) pero traté de copiar al profesor lo mejor que pude.

Luego el profesor anunció que íbamos a “repasar las figuras de la clase pasada”. Puso algo de música, y empezó a bailar con su compañera. Se rodeaban, se enfrentaban, él lo tocaba el pie luego se alejaba, sus piernas se cruzaban, ella levantaba la pierna… Era muy vistoso !

Después el profesor nos mostró la “figura del día”. Se veía muy complicada, el profesor se paraba casi sobre las puntas de los pies mientras su compañera lo rodeaba a gran velocidad. El profesor mostró la figura 3 veces seguidas, explicando que pie poner en que lugar.

Como yo no tenía compañera de clase, el profesor me prestó su partenaire. Intenté reproducir los movimientos de la figura del día, pero me costó bastante. Casi me caí tratando de pararme sobre las puntas de los pies, con suerte la profesora me pudo sostener, y me ayudó a completar la figura. Pusieron música, y nos dejaron practicar un momento.

Al final de la clase el profesor hizo un “repaso de la clase”. Puso música, y bailó con su compañera. Reconocí la figura del día pero también hizo otras secuencias largas y complicadas. Todos los alumnos se quedaron para verlos bailar, y al final aplaudimos.